Comunidad UTEM se reunió para reflexionar sobre inclusión en la educación superior

Autor: UTEM|
Dos actividades durante los últimos días de octubre congregaron a distintos integrantes de la comunidad universitaria para reflexionar sobre la inclusión en la Institución, principalmente de estudiantes con necesidades educativas especiales asociadas a discapacidad visual, auditiva o motora, con el propósito que puedan aprender y participen de la Universidad en condiciones de equidad respecto de sus pares.

El jueves 26 de octubre se realizó, en la Sala Amanda Labarca de la Casa Central, la segunda sesión de trabajo sobre educación superior inclusiva, instancia que reúne a directivos, académicos, estudiantes y profesionales de distintas unidades de la UTEM.

Durante el encuentro, el Departamento de Desarrollo Estratégico (DDE), dependiente de la Dirección General de Análisis Institucional y Desarrollo Estratégico, presentó la segunda etapa de resultados preliminares del Diagnóstico de Inclusión en la Institución, la cual integra las variables de género e interculturalidad.

Además, el Director del DDE, Felipe Zambrano Bigiarini, expuso casos emblemáticos de experiencias de estudiantes en situación de discapacidad, quienes, sobrepasando todos los obstáculos lograron ingresar a la educación superior, y están cursando actualmente sus carreras; así como el ejemplo de un estudiante que, tras titularse, desarrolló un emprendimiento para ayudar a las personas con discapacidad motora a desplazarse y hacer deporte.

En la reunión también se dieron a conocer antecedentes sobre las diferencias de género en la Universidad en comparación con el resto del sistema. En la UTEM, la proporción de mujeres en primer año es del 37%, mientras que el global alcanzó un 52% en 2016. En tanto, la tasa de titulación oportuna de las estudiantes es siete puntos porcentuales mayor que la de los hombres.

La segunda parte de la sesión consistió en un taller en que las y los participantes, de manera grupal, discutieron respecto de qué aspectos son urgentes de tratar en la UTEM para favorecer una educación más inclusiva.

Para Elizabeth Troncoso Ahués, Directora de Investigación y Desarrollo Académico de la UTEM, este tema se asocia con algunos de los desafíos que la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, generada por la UNESCO, propone a las universidades. “Ya no es solamente preocuparse de la docencia de pregrado o la gestión-afirma Troncoso- que son temas relevantes, sino que hay otros que, por los cambios dinámicos que sufre la población estudiantil, son necesarios de abordar”, como la discapacidad, el género, y el país de origen de los estudiantes.


Campus Macul

El Auditorio M-10 del Campus Macul recibió a estudiantes, académicos y profesionales de la Institución para discutir en torno a los resultados del primer diagnóstico de inclusión de estudiantes en situación de discapacidad, en un encuentro realizado el jueves 19 de octubre.

En la ocasión también expuso Génesis Quiroz Carreño, titulada de Trabajo Social en nuestra Casa de Estudios y actual estudiante del Magíster en Trabajo Social de la Universidad, quien vivió toda su trayectoria universitaria bajo una situación de discapacidad física.

La trabajadora social contó a las y los asistentes su experiencia en las aulas de la sede de Vidaurre entre 2009 y 2014, período en el que -por ejemplo- toda su generación tuvo que adaptarse a ella para tener clases en una sola sala ubicada en el primer piso; o que apenas pudo asistir a la biblioteca, entre otras anécdotas que reflejan las múltiples dificultades que estudiantes en su condición deben enfrentar para avanzar en sus carreras.

Génesis compartió los que, a su juicio, son los principales desafíos para la Universidad en el ámbito de la inclusión: “Lo primero es la infraestructura, tiene que ser adecuada para que tengamos acceso a partir de la comunidad estudiantil como toda la UTEM. Segundo, prestarle atención a la temática de la discapacidad, generar más debate y más conciencia, ir generando un cambio cultural”.

En el ámbito académico, en tanto, “se entiende que la mayoría de nosotros tenemos que ser evaluados y aprender los mismos contenidos igual que todos, pero igual estamos en desventaja porque el contexto no está adecuado para la diversidad. Entonces, lo más básico es que uno pudiera desenvolverse sin mayores restricciones físicas (…) y luego ya se pueden ir haciendo otras cosas”.

“La experiencia -de estudiar en la UTEM- ha sido gratificante, pero tiene cosas que mejorar -plantea Génesis-, como el tema de un mayor apoyo a las personas en situación de discapacidad. Uno se siente muy solo, que es el ‘bicho raro’ nuevamente en una comunidad a la que pertenece, y eso debiera cambiar porque no somos así, somos solo distintos y eso es algo positivo, es una oportunidad”, cerró la profesional.

Autoría: DGAI UTEM

Etiquetas:

Deje un Comentario

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Lightbox