Investigadores de la Facultad de Ingeniería de la UTEM lideran proyecto Fondef del Área de Minería

Autor: Daniela Abarca|

El equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica Metropolitana, se adjudicó el único proyecto del Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico en que la UTEM es la Beneficiaria Principal, siendo uno de los aspectos fuertes de la propuesta el contar con un enfoque multidisciplinario.

El equipo multidisciplinario, conformado por investigadores de distintas áreas de expertiz de la Universidad Tecnológica Metropolitana y liderados por la académica del Departamento de Industria e investigadora Mg. Carolina Parodi Dávila, se adjudicaron un Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef ID18I10189), una de las formas de financiamiento que entrega la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) para investigación aplicada en Universidades.

Los investigadores lograron establecer una propuesta de I+D sólida ante los evaluadores, permitiendo de esta forma adjudicarse el fondo con el que van a desarrollar un equipo que permitirá monitorear variables ambientales en terreno y tiempo real que pudiesen tener un potencial impacto en la salud de las personas.

El proyecto titulado “Diseño de un prototipo automatizado móvil para el monitoreo y modelación de variables ambientales en Faenas Mineras”, compromete el diseño de  un equipo móvil y ofrece el servicio del monitoreo de variables ambientales de faenas mineras con foco en la pequeña y mediana minería, mediante el uso del Laboratorio Móvil del Departamento de Física de la UTEM.

La investigadora Carolina Parodi Dávila, señala que apuntan a la pequeña y mediana empresa minera debido a que “están más deficitarias de recursos y de disponibilidad de equipamiento tecnológico adecuado, en comparación con las grandes mineras que sí tienen, sus propias estaciones de monitoreo de calidad del aire y equipamiento mayor para hacer sondeo en depósitos, que les permite catastrar gran parte de los elementos químicos y variables de interés ambiental requeridos”.

Parodi destaca que el equipo que diseñarán medirá “la bioaccesibilidad de los metales pesados, es decir, qué es lo que las personas absorben de estos metales en el cuerpo, por lo que va a permitir estimar el potencial riesgo  en la salud de las personas en un rango de más o menos tres kilómetros, que es lo que establece la Organización Mundial de la Salud (OMS), y con los datos proponer la realización  de estudios de epidemiología, entre otras acciones de remediación”.

La académica indica que además con la metodología de trabajo esperan seleccionar y priorizar depósitos “que tengan alto valor comercial para poder estabilizarlo y reprocesar el cobre y otros  metales de interés comercial”.

Respecto al equipamiento que se va a desarrollar, Parodi destaca que “va a ser muy versátil, porque será instalado al interior del laboratorio móvil y así vamos a hacer un catastro en terreno de los puntos de mayor interés y vamos a poder decir, “en este tranque, en este sector es en el que efectivamente la gente pudiera tener problemas” y eso permite que después podamos ir a ver a esta población y monitorearla”.

Desde la Facultad de Ingeniería, la investigación será desarrollada por: Mg. Christian Muñoz Valenzuela y su equipo de académicos, de jornada parcial, del Departamento de Mecánica, quienes serán responsables del diseño y fabricación del equipamiento; Dr. Michael Miranda Sandoval, del Departamento de Informática y Computación, quien diseñará la plataforma inteligente; Dra. Keyla Da Silva Alves, académica e investigadora del Departamento de Industria y adscrita al Programa Institucional de Fomento a la Investigación, Desarrollo e Innovación (PIDi), responsable del modelo matemático geomorfológico de los sectores en estudio; Dr. Rafael Correa Devés, Subdirector del proyecto Fondef ID18I10189 y  Director del Departamento de Física de la UTEM, quien llevará el registro de variables de calidad de aire, mediante el uso del equipamiento en el Laboratorio Móvil y del Laboratorio de Investigaciones Aplicadas con Tecnologías Atómicas y Nucleares (LIATAN); y el Dr. Miguel Montenegro, académico del Departamento de Matemáticas, quien realizará el análisis estadístico del modelo.

Para la académica “la adjudicación de este proyecto tiene que ver con que está en una línea prioritaria país, que es minería inteligente, siendo una prioridad para esta industria, además va en línea con el Proyecto Tranque, del que esperamos ser parte en un futuro próximo, porque su objetivo es monitorear los 740 depósitos de relave a nivel nacional y buscar entre ellos, los que tengan algún valor comercial”.

Además, este proyecto cuenta con el apoyo de entidades asociadas el Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y la Sociedad Nacional de Minería de Chile (Sonami) entrega aún más solidez y respaldo al proyecto, pues en el caso de la primera, cuenta con la experiencia y conocimiento de las faenas mineras, “ellos son la máxima autoridad en minería y nos van a ayudar en la validación de la metodología, dándonos todo el apoyo y soporte para el ingreso a las zonas de interés, en caso de que se requiera”.

En cuanto a Sonami, será el apoyo en la difusión de los avances y resultados de la investigación, siendo un canal importante para llegar a la pequeña y mediana minería, pues la investigadora apunta a que se podrán “hacer charlas a toda esta área, porque la idea de nosotros no es solo vender el equipamiento, sino que también el servicio”.

En los últimos años, la minería se ha visto enfrentada a varios cambios y nuevas regulaciones que han permitido avanzar en estas materias. En este sentido a partir de 2019 entra en vigencia la Guía de Estabilidad Química exigida en la Ley 20.551, de Cierre de Faenas Mineras, que regula el Cierre de Faenas e Instalaciones Mineras que entró en vigencia el 11 de Noviembre de 2012 y que obliga a que todas las faenas mineras cuenten con un plan de cierre aprobado por el Sernageomin, previo al inicio de las operaciones mineras y que debe contener la totalidad de las instalaciones de la faena. Desde la entrada en vigencia de esta ley, que establece diversos y nuevos requerimientos de monitoreo de variables ambientales para toda la minería, se incluye la Guía para la Estabilidad Física, pero se podrían incrementar los costos de estos planes de cierre al incluirse la Guía para la Estabilidad Química, publicada en 2015.

Dentro de los beneficios que aportará esta investigación a la pequeña y mediana minería, además de contribuir a la prevención de riesgos ocupacionales y al resguardo de la salud pública de quienes viven en las zonas aledañas, va a ser un apoyo para que puedan cumplir con la nueva normativa, para que tengan un buen equipamiento y un servicio de más bajo costo.

El proyecto contará con el financiamiento de Fondef por dos años, lo que permitirá desarrollar el prototipo y tener una primera validación concluida para finales del 2020, aunque la investigadora asegura que el gran desafío es “postular a la segunda fase, que es el escalamiento y equipamiento de este servicio, con una empresa que nos ayude a la producción masiva para ofertarlo al mercado”.

Otra arista importante del proyecto es que “tributa a los tres pilares de la Universidad, porque apoya la minería sustentable, el carácter social de apoyo la pequeña y mediana minería es tremendo y estamos diseñando tecnología, entonces es un proyecto completo y multidisciplinario”, que además suma alianzas estratégicas con Sernageomin y Sonami, las que destaca como “virtuosas”, ya que “es la forma de unir a la academia, la investigación y a los estudiantes tesistas, que van a trabajar con nosotros, con las empresas”.

Según la académica, para esta postulación, resultó esencial “trabajar entre Departamentos y Facultades, el mensaje es que lo hemos hecho bien en la inserción de capital humano avanzado joven en la Facultad de Ingeniería, muy capaz y que desde ya está siendo un gran aporte para la UTEM”.

Por Carolina Vásquez C.

Deje un Comentario

UTEM-TV

NOTICIAS

Más vistos

WordPress Lightbox