El proceso de autoevaluación: una fortaleza de la UTEM para la acreditación

Autor: web|
La Universidad Tecnológica Metropolitana implementó un sólido proceso de autoevaluación institucional con miras a la acreditación institucional, gracias a la amplia participación de la comunidad académica y los múltiples instrumentos que se desplegaron.

Pese a las dificultades propiciadas por el estallido social y las restricciones sanitarias, la UTEM logró llevar adelante un intenso proceso de autoevaluación entre el segundo semestre de 2019 y el primer semestre de 2020.

¿Qué pide la Comisión Nacional de Acreditación (CNA) para esta etapa? Que la Universidad demuestre, de manera participativa y con base en evidencia, que sus procesos y resultados garantizan nuestra calidad. Con su proceso de autoevaluación, la UTEM pudo cumplir estos parámetros.

La CNA considera a las y los miembros de la comunidad como “informantes clave”. Estos/as son las autoridades centrales y descentralizadas, académicos regulares, funcionarios y estudiantes, además de titulados y empleadores.

Para que todos estos actores participasen, la UTEM implementó una serie de mecanismos:

  • Encuestas a estudiantes (81% de tasa de participación), académicos (48%), funcionarios (34%) y titulados (se consideraron encuestas del SMET-UTEM).
  • Entrevistas a empleadores (20).
  • Talleres con informantes clave: se efectuaron 75 sesiones con 115 participantes.
  • Comisión de Autoevaluación Institucional, compuesto por 33 representantes de toda la comunidad.

Además, de acuerdo a la exigencia de disponer de evidencia, la UTEM cuenta con instrumentos de recolección de información que se vienen aplicando sistemáticamente desde hace varios años: el Sistema de Monitoreo de Estudiantes y Titulados (SMET-UTEM) y el Sistema de Información para la Gestión Estratégica (SIGE-UTEM), los que se adaptaron en función de la autoevaluación institucional.

El resultado fue, por un lado, el cumplimiento de todos los requerimientos de la CNA para este proceso, y, por el otro, un sólido Informe de Autoevaluación Institucional, que refleja las reflexiones de todos sus estamentos en base a evidencia confiable y abundante.

Además, de acuerdo a la exigencia de disponer de evidencia, la UTEM cuenta con instrumentos de recolección de información que se vienen aplicando sistemáticamente desde hace varios años: el Sistema de Monitoreo de Estudiantes y Titulados (SMET-UTEM) y el Sistema de Información para la Gestión Estratégica (SIGE-UTEM), los que se adaptaron en función de la autoevaluación institucional.

Puedes revisar los resultados de las encuestas de autoevaluación aplicadas durante este proceso en SIGE-UTEM, en el panel “Aseguramiento de la Calidad”.

¿Qué es la autoevaluación institucional?

La primera etapa del proceso de acreditación es la autoevaluación institucional. De acuerdo a la Comisión Nacional de Acreditación, en ella la propia universidad debe evaluar los procesos de gestión en las distintas áreas y sus resultados, con el fin de que pares evaluadores externos y la misma CNA puedan concluir si la institución cuenta con mecanismos eficaces para autorregular su acción y asegurar la calidad de los servicios que presta a las y los estudiantes y a la sociedad.

Asimismo, la Ley 21.091 de 2018, que modifica el artículo 15 de la Ley 20.129 de 2016, define que la autoevaluación institucional es un “proceso participativo mediante el cual la institución de educación superior realiza un examen crítico, analítico y sistemático del cumplimiento de los criterios y estándares definidos por dimensión, teniendo en consideración su misión y su proyecto de desarrollo institucional. Este informe deberá sustentarse en información válida, confiable y verificable”.

Etiquetas:

Deje un Comentario

ACREDITACIÓN • 2021

WordPress Lightbox